miércoles, 29 de abril de 2009

Libido Combate



Es imperecedero no posar entre sabanas

-Sabanas Limpias
-Sabanas Ensangrentadas
-Sabanas Contaminadas

Al momento de copular las sabanas quedan identificadas… Quedan sucias, las mismas sabanas que visten unos cuerpo ante la imprudencia

Un volcán de miradas
una tormenta de caricias hace volar los trapos entre ropas


La cama clama, fiel testigo sitio de encuentro, desespero y pasión que invita a dos Amantes en un estado meticuloso
Reteniendo el aliento, explorando sus pechos, su miembro, esmerando lujuria ese cuerpo femenino como un templo mojado, maúlla como una gata, como una loba muerde


El con su boca devora sus senos, suele eyacular en su vientre, sus pechos afrodisíacos... Entre sus piernas

Sus gemidos se asemejan a los de un Demonio moscas surgen de su boca
Dispuesto El a lamer a su apetencia sostenerla a su antojo


Los Amantes llenos de olvido y satisfacción tirados yacientes como unos cadáveres ante una guerra culminada
Ahora que son capaces de enloquecer desnudos en la casa de los espejos de cristales rotos, ambos alertas para no herirse.

Mujer con lentitud se maquilla en silencio para no enfrentar a su rival.

Escrito por: Lia Varney








1 comentario:

Danthe dijo...

Muy agradable, especialmente lascisivo.