miércoles, 29 de abril de 2009

Carcel Sanguinea





En mis venas resguardo
Mariposas y Aves!!

A veces se exaltan, planean escapar
Les suplico que no se marchen.


Descansan moribundas, súbitamente ala modorra se entregan.

Cuando sonrió las Mariposas en estado pusilánime revolotean.
Cuando lloro las Aves picotean mi corazón.

Una saeta ha atentado en mi contra para ofrecer una herida veloz

Débil en un dulce sosiego me revuelco.

El destino de la salud
y de la virtud
está en contra mía

Mi boca se esfuerza, se asfixia… Palabra alguna muere entre mis labios siquiera para decir Adiós a los rehenes que ahora son prófugos.

Las Mariposas y las Aves se escapan por mis heridas, y empapadas en Sangre vuelan con la libertad.
De: Lia Varney